TEMA:

Cada año, las pérdidas humanas y materiales ocasionadas por los fenómenos naturales y por aquellos producidos por el hombre representan un alto costo social y económico para el país. Las condiciones de sismicidad en gran parte del territorio nacional, el impacto de los fenómenos de origen natural o humano, los efectos del cambio climático, los asesinatos humanos en zonas de riesgo y el incorrecto ordenamiento territorial representan un riesgo que amenaza la integridad física, el bienestar, el desarrollo y el patrimonio de la población, así como los bienes públicos.

En el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 en el capítulo titulado México en Paz se advierte que es necesario fortalecer las acciones de prevención para reducir los riesgos y mitigar las consecuencias adversas que ocasionan. Precisa también que la protección civil privilegiará las acciones preventivas ante desastres, será incluyente y utilizará soluciones de innovación científica y tecnológica, organización y capacidad para enfrentar los retos presentes y futuros en este ámbito.